miércoles, 9 de agosto de 2017

EL MUNDO DE LA MÚSICA, Capítulo X (2) El Romanticismo

La música de cámara:
            La expresión personal era de suma importancia para los compositores románticos. Unos, como Berlioz y Wagner, preferían expresarse mediante obras orquestales y óperas; mientras que otros, como Schubert y Brahms, se sentían más a gusto en un marco más íntimo, como un salón. Así nació la música de cámara.

Teniendo en cuenta esta peculiaridad, a la música de cámara se la puede definir como la concebida para ser interpretada por un grupo reducido de músicos,   principalmente cuartetos de cuerda, en una habitación – la cámara – de un palacio o un salón familiar.

            Su popularidad coincidió con el auge de los músicos aficionados, en especial en países como Austria, donde tocar un instrumento era habitual y normal entre la clase media. Para promocionar la música de cámara, en muchas ciudades europeas, se crearon sociedades musicales cuyos miembros se dedicaban a dar conciertos de instrumentos de cuerda: el cuarteto formado por dos violines, una viola y un violonchelo, era el tipo de instrumentación más común en la música de cámara.

Shubert y Brahms, y los cuartetos de cuerda, fueron los principales exponentes de la música de cámara del siglo XIX.


El “Lied” – canción - alemán, consiste en la musicalización de un poema para piano y voz.  Aunque cualquier buen poema se consideraba apropiado para un lied, los compositores preferían a ciertos poetas alemanes: Goethe, Henrich Heine, Joseph von Eichendorff, un auténtico romántico, cuyo poema<<Noche de luna >> fue musicalizado por, al menos, ocho compositores. Schubert escogió textos de Wilhelm Müller para componer sus lieder: La bella molinera y Winterreise (viaje de invierno). Como para interpretar el “lied” sólo hacen falta dos músicos, en poco tiempo se convirtieron en elemento fundamental de las reuniones de salón.
            Schubert no es que fuera el inventor del lied, pero sí fue el más grande de sus cultivadores. Sus lieder simples, sólo en apariencia, eran sublimes melodías con acompañamiento de piano. En ellos, la voz y el piano se convierten en compañeros del mismo nivel. Compuso más de seiscientos pero tal vez, los más conocidos sean, Ave María y La muerte y la doncella.
Robert Schumann fue otro gran compositor romántico de Lieder. En ellos, la voz  del cantor termina casi en un susurro expresando el abatimiento del poeta, pero el piano sigue repitiendo la melodía que, poco a poco, se descompone en acordes que parecen caer al suelo como pompas de jabón.Robert Schumann, en cierto modo, es el portavoz del Romanticismo.

-         Schubert y Schumann no fueron los únicos compositores destacados de Lieder.
-         Félix y Fanny Mendelssohn, al igual que Brahms, compusieron muchos lieder.
-         Carl Loewe y Robert Franz dedicaron su carrera al lied.
-         Berlioz  y Wagner compusieron lieder con acompañamiento de piano.



El piano se fue introduciendo de forma gradual formando los grandes quintetos: piano + cuarteto de cuerda. El Quinteto de piano en fa menor, de Brahms, es una de las obras maestras de la música de cámara del siglo XIX. El piano se convirtió en el instrumento romántico por antonomasia: era capaz de combinar desde acordes llenos y orquestales hasta melodías suaves y ligadas que casi sonaban como la voz humana. Casi todos los compositores románticos compusieron para piano, aunque los más destacados fueron Chopin y Liszt.
            Otra de las manifestaciones de la vida musical en París, fue la de la llamada “sociedad de salón”, ésta tenía lugar en reuniones de hogares privados donde, las anfitrionas –“salonnières”- mujeres sofisticadas pertenecientes a la nobleza o a la clase alta, convocaban a la élite para debatir temas intelectuales, escuchar conciertos o lecturas de poemas. Las “soirée” musicales eran parte integral de la cultura parisina que permitían establecer una red muy valiosa de contactos.  Uno de los compositores favoritos de estas reuniones de salón fue Chopin, a quien invitaban para que entretuviera a los concurrentes con sus nocturnos, valses, mazurcas, polonesas, scherzos, estudios e improvisaciones al piano.
El nombre de Chopin es sinónimo de piano.
Academia Santa Cecilia 

No hay comentarios:

Publicar un comentario